¿Es importante el domicilio para un emprendimiento tecnológico?

Hace 12 años a muchos emprendedores tecnológicos —en aquella época éramos consultores nada más— les preocupaba el hecho de no contar con una estructura física: Oficina, mobiliario, un teléfono fijo, aire acondicionado, secretaria, etc. Resultaba embarazoso reunirse en una plaza o simplemente evitar que tu cliente te visitara.

Ese paradigma aún continúa en los jóvenes emprendedores en esta época. Para la liberación de muchos y para confianza de otros, esa es una percepción errónea, si usted recorre el mundo digital y observa emprendimientos en Estados Unidos, Europa, etc.,  se percatará que muchos emprendimientos actualmente son herramientas digitales.
Apegados a la modalidad de Coworking (estilo de trabajo que implica un entorno compartido de trabajo, a menudo una oficina, y actividades independientes), verán que tienen una dirección compartida o solamente presentan un formulario de contacto.
Vemos como la tendencia generan espacios como Coworking.do —iniciativa local— y Urban Station que es una red internacional de oficinas par trabajadores móviles, que tiene presencia en México, Colombia, Argentina, Chile y Turquía.
Para una plataforma digital, el domicilio no importa; lo que sí importa es que el emprendimiento pueda ejecutar las siguientes realidades:
  • Responder a sus clientes a tiempo, 
  • cumplir la promesa de servicio vendida,
  • permitir que el cliente pueda cancelar el servicio que se le ofrece,
  • y si solicita irse, se le devuelve su dinero.

Esto genera más confianza en el mundo digital
 que presentar una ubicación en una zona importante. Usted puede estar en un edificio costoso, incumpliendo sus compromisos, ofreciendo un mal servicio, sin levantar el teléfono y bajar por la escalera trasera para evitar ver a su cliente. Como hay muchas formas para evitar a los clientes, debemos recordar que la confianza proviene al tener en cuenta los siguientes factores:
  1. Una prestación transparente del servicio,
  2. un compromiso con la calidad del mismo,
  3. y la promesa de devolver el dinero, si el cliente no está satisfecho.
Tanto negocios como personas quieren defender sus recursos y maximizar el retorno de las inversiones que realizan. Si usted puede garantizar a sus clientes los puntos ya mencionados, serán felices todos. Ése es el foco que genera la recurrencia y el volúmen en otros mercados, como el conocido modelo Freemium.
Institucionalmente todo negocio necesita un espacio donde interactuar y establecer las acciones con el nivel de privacidad que fomente su crecimiento. Ahora bien, el emprendedor tecnológico no debe pensar o tener pre-requisitos sobre el espacio en vez del emprendimiento perse.
El emprendedor tecnológico debe invertir en los instrumentos que le ayuden a mantener una relación eficaz con sus clientes; invertir en grandes oficinas puede ser una etapa de su negocio o emprendimiento, pero cuando usted no tiene recursos, no se engañeInvierta en mantener un servicio y políticas que ayuden a crear una reputación positiva en el mercado.
Recuerdo que en los inicios de Tabuga, tuvimos un proyecto muy importante que debíamos entregar, cuando nos percatamos de una avería: Nos quedamos sin Internet en la oficina. Como teníamos la responsabilidad para la salida del nuevo servicio, terminamos el proyecto sentados en un Fast Food que estaba a dos cuadras…  ¡Sólo necesitábamos Internet!
Una oficina es un espacio físico que tiene su valor en un mundo de los negocios, si usted necesita justificar los impuestos, sus asesores lo terminarán obligando a comprar una casa en un sector residencial y puede terminar perdiendo el enfoque de lo que realmente necesita su emprendimiento tecnológico, evite escalar sus costos sin necesidad.
Para aquellos que tienen este dilema, les recomiendo leer el libro “REMOTE: Office not required” de Jason Fried y David Heinemeier Hansson (los fundadores de 37signals), en su obra encontrarán algunos puntos interesantes y reflexiones radicales sobre el tema.

Puedes escuchar mis comentarios sobre marketing digital y tecnología todos los martes a partir de las 9:20am en el Matutino de Teo Veras (por la 91.3fm) y todos los jueves a partir de la 1:30pm en Esto No tiene Nombre (por la 95.7fm).

Deja un comentario