Redes sociales se convierten en lo opuesto

La delincuencia cibernética o la delincuencia informática pueden dividirse en dos categorías:  La Primera comprende los delitos que se enfocan en los ordenadores directamente, como los virus, los ataques y el malware;   La segunda se centra en la delincuencia en línea que utiliza redes informáticas o dispositivos como medio para realizar fraude y robo de identidad a través de la ingeniería social, así como el acoso cibernético, el acecho cibernético y la guerra cibernética.

En la actualidad, las empresas en los Estados Unidos experimentan una pérdida anual de más de 525 millones de dólares debido a la delincuencia cibernética, la mayoría de estas pérdidas se derivan de códigos maliciosos y ataques de denegación de servicio (DoS).

Las brechas de datos y sus consecuencias también han tenido efectos profundos en los consumidores con información personal y detalles de tarjeta de crédito robadas.   La mayor violación de datos en línea comprometió más de 130 millones de cuentas de usuario.

Las marcas en línea candidatas a ser blanco de ataques de phishing incluyen el proveedor de pagos en línea Paypal y la casa de subastas en línea eBay, así como numerosos proveedores de servicios en línea que requieren identificación personal, así como información de pago. Recordemos los ciberataques acontecidos a Yahoo! durante los tres últimos años.

Con la ubicuidad de Internet, el aumento del uso en línea y la difusión del uso de la red social en todos los grupos de edad, el acoso cibernético y el acecho cibernético se han vuelto cada vez más comunes, especialmente entre los adolescentes.

“Los Centennials se comunican, viven y respiran redes sociales” , afirma la educadora sexual, conferencista y directora de Rexpuestas, Elaine Féliz, en su entrevista en el segmento Martes Tecnológico , producido por Arturo López Valerio y Mite Nishio.

Agrega que actualmente se habla de “extimidad”, no intimidad, porque esta generación publica todo en las redes.

Sin embargo, refiere que para los padres supone un reto criar nativos digitales, porque crecieron sin este recurso. “Ahí comienza el conflicto, porque la sexualidad también se expresa por internet”.

Féliz señala Snapchat como la red preferida por los adolescentes, porque el contenido se borra y seleccionan quiénes pueden verlo.

Las redes no son del todo dañinas con supervisión

No obstante, aclara que las redes no son malas, ya que brindan numerosos beneficios, sino que es necesario educar a la ciudadanía digital.

“Actualmente hay niños de 6-7 años con celulares inteligentes, tras ellos es necesario un padre supervisando sus acciones”, afirma.

Manifiesta que “los grupos de Whatsapp son una de las principales fuentes de bullying entre los jóvenes, igual que los juegos en línea.

En canales como Instagram, Facebook y Snapchat, suelen presentarse casos de grooming (abuso de un adulto a un menor a través de la tecnología)” .

Invita a los padres a estar atentos a sus hijos, supervisarlos y acompañarlos, además de establecer reglas de uso del móvil.

Audio: Cuando las redes sociales se convierten en lo opuesto.

Bloque 1:

Bloque 2:

Deja un comentario