Confiad, yo he vencido al mundo

“Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.” (Juan 16:33)

Horas antes de ser arrestado, nuestro Señor Jesucristo daba estas palabras de aliento y confianza a sus discípulos. Una confianza basada en el amor que solo viene del Padre (Juan 17:26), intercediendo por ellos hasta el momento de su captura.

Nuestro Señor, que anduvo en obediencia delante de Dios en los días de su carne (Hebreos 5:7-8), evidenció la confianza que tenia en Él, declarando antes de iniciar su prueba, la victoria inminente que tendría sobre el pecado y la muerte (Filipenses 2:5-10).

“Y ya no estoy en el mundo; mas éstos están en el mundo, y yo voy a ti. Padre santo, a los que me has dado, guárdalos en tu nombre, para que sean uno, así como nosotros.” (Juan 17:11)

Nuestro Rey había vencido. Él procuraba protegerlos de los acontecimientos posteriores a su captura, para que pudieran soportar en su nombre, ya que no eran del mundo, sino de Cristo (Juan 17: 15-16).

Jesucristo venció. Ahora ¿cómo nosotros podemos vencer?

  • Con nuestra fe: “Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe”. (1 Juan 5:4)
  • Creyendo que Jesucristo es el Hijo de Dios. (1 Juan 5:5)
  • Dejando la amistad con el mundo. (Santiago 4:4)
  • Olvidando las concupiscencias, dejándolas atrás (Filipenses 3:13-14)

Finalmente, amando:

Porque,

“Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero”. (1 Juan 4:19)

Y,

“Todo aquel que ama, es nacido de Dios y conoce a Dios”. (1 Juan 4:7c)

Por lo cual,
vence al mundo.

Entonces,

“Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó”. (Romanos 10:37)

Mantente en contacto
Recibe una notificación cuando haya contenido nuevo.
Respetamos tu privacidad.

Deja un comentario