TICs: ¿para consumir o para desarrollar?

La cuestión proviene de la forma de aplicación del concepto. Las nuevas tecnologí­as deben aplicarse para traer un impacto en el desarrollo dentro de un sector y en una nación. Es como producir un shock eléctrico en un corazón moribundo para provocar que éste vuelva a latir. Al incorporar recursos de tecnologí­a se pretende introducir un catalizador para el desarrollo, esto debe ser preciso y focalizado; aunque coincido con quienes exponen que TICs no es sólo conectividad, para lograr desarrollo debe existir un enfoque hacia recursos y tecnologí­as de comunicación.

Un concepto que está vigente desde el 1997 es “reducir la brecha tecnológica”, donde se procedió a “virtualizar” muchas herramientas de información, pero no existió un enfoque lógico. Si vemos las inversiones de los últimos años relacionadas al concepto TIC´s, podemos ver la creación de múltiples páginas de internet, portales, adquisición de hardware, renta de acceso a internet, compra de licencias de software, etc., que podemos definir como un perí­odo de consumo de tecnologí­a.

Los gestores de iniciativas TIC´s se convirtieron en grandes departamentos de compra, haciendo acuerdos con suplidores y basándose en volúmenes para conseguir el hardware, software y los recursos de comunicación para suplir al desarrollo del concepto. Al final de cuentas, cada iniciativa ha sido como un barril sin fondo que ha consumido sus recursos por el impacto de los costos y no han podido “despegar” para el trabajo por el cual fueron concebidos.

El concepto TIC´s no requiere de grandes recursos tecnológicos, sino de grandes recursos humanos. Recursos que puedan desarrollarse con las herramientas que puedan adquirirse; un punto más opuesto es que esos recursos puedan crear herramientas para el desarrollo, dejar de ser consumidores y puedan convertirse en desarrolladores.

¿De donde viene la cuestión? Cada vez que compramos, sabemos que debemos volver a adquirir dichos recursos dentro de 3 a 5 años (nuevos equipos, nuevas versiones de software), pero formar un nuevo grupo de profesionales que puedan desarrollar, armar y crear dichas herramientas, entonces, nosotros desarrollamos piezas claves para construir un nuevo desarrollo. Suena redundante pero es claro.

¿Por qué enseñar las herramientas visuales, si podemos formar individuos que puedan desarrollar las herramientas mismas? ¿Por qué enseñar a usar una computadora, si podemos formar individuos que puedan construirlas? (Si sabes construirla o armala, ya sabes utilizarla.) Es entendible que todos los individuos no son iguales, pero la experiencia con equipos multidisciplinarios ha comprobado que mientras puedas apoderar de más y mejor conocimiento a los recursos, tienes la posibilidad de aumentar la respuesta a la solución de problemas. Un ejemplo claro se presenta una oficina, no es necesario colocar una PC con alta velocidad, memoria y multimedia si vas a utilizar el equipo para procesar una carta. Tampoco tienes que migrarte a una versión 2005, si vas a realizar un “Merge” que está desde tu versión del 1997.

Es un asunto de ser prácticos, es responsabilidad si lo queremos llamar así­. Si consumes, solo estás claro en que vas a utilizar lo que te pongan sin pensar en que lo estás sub-utilizando. Mientas tanto, cuando creas o construyes, sabes que no puedes desperdiciar recursos en procesos que no los requieren y los movilizas o centralizas en los más prioritarios.

Definitivamente, TIC´s para el desarrollo no es sinónimo de consumo de tecnologí­a, sino de aplicación de la tecnologí­a para contribuir al desarrollo. La clave para el enfoque requiere saber si queremos consumir o construir el desarrollo.

Publicado en: Impulsar.org

Mantente en contacto
Recibe una notificación cuando haya contenido nuevo.
Respetamos tu privacidad.

2 pensamientos en “TICs: ¿para consumir o para desarrollar?

Deja un comentario