Confirmamos que alguna semejanza con la realidad es solo pura coincidencia.