Esta mañana recibí un mensaje Juan Carlos Angustia, invitándome a debatir un tema que posteó en su blog: Interactuemos en Twitter. Me invitaba a interactuar, lo cual por mis obligaciones no pude responder inmediatamente.

Esto es algo que nuevamente vuelve al tapete y que discutí hace meses vía electrónica con Claudia Chez, cuando me refería al uso del microblogging en nuestro país.

La invitación de Juan Carlos, me llamaba a una interacción inmediata, que irrumpe en el orden personal e individual. Me explico: La finalidad del microblogging, es generar y distribuir mensajes de forma asincrónica y no sincrónica; es decir, Twitter no fue diseñado para “chatear” o para desarrollar conversaciones sociales. Para eso existe el chat.

El Microblogging fue originado para llevar mensajes a dispositivos móviles, rompiendo la barrera del computador personal y llevándolos al campo de interacción personal. A la verdad la tecnología nos ha permitido poder crear una retro-alimentación inmediata, que poco a poco se ha convertido en toda una verborrea.

Los micromensajes o tweets (denominados comercialmente por Twitter.com), son 140 caracteres de información que cada usuario tiene el derecho de recibir y procesar como le conviene. Siempre existirán la “élite de los elegidos”, que no descansarán para que todos utilicen el servicio mediante sus reglas, pero con el tiempo ese afán pierde vigor.

Realidad Dominicana

Es verdad que necesitamos comunicar mejores cosas, pero se le está solicitando mucho a los usuarios de Twitter en este sentido. Y en ese caso, la respuesta de Enrique Dans en el blog de Juan Carlos, de las 29 realizadas es la más acertada.

“No podemos solicitar el mismo tipo de interacción que tiene veinte followers que a alguien que tiene diez mil…” afirma Dans. Es una realidad, que a esta hora en que publico, es que puedo contestarle a Juan Carlos. Así muchos tienen su timing y eso es lo que hace interesante la interacción o más bien, el intercambio de información en Twitter.

Fijénse que los mayores promotores del Twitter hace unos meses o años, están tan ocupados que no twittean con la misma frecuencia que antes. ¿Por qué? ¿Usted aún se lo pregunta? Les diré: Alcanzaron relevancia y por lo tanto, ahora tienen más trabajo. Si ves a alguien de publicidad o con un blog Twitteando en demasía, entienda que busca enviar su mensaje.

Cuando alcanzamos nuestra meta, bajamos la frecuencia y eso, es lo que ha notado Juan Carlos, simplemente y nada más. Ahora, él solicita Twittear mejor; pero no creo en el ambiente protocolar regulado en la red, porque simplemente es nuestro alter-ego que está escudado en la “intimidad digital” y le permite ser más introvertido o en otros casos, menos.

Observemos mejor

Debemos dejar el afán de regularnos. Los grupos sociales siempre se reúnen porque tiene algo en común, de los cuales les identifico unos grupos para botar las tensiones. No son los únicos, pero en mi experiencia representan aquellos que veo e interactúo:

Elite: Son aquellos que tienen conversaciones abiertas con la twittósfera e involucran los peripecias sociales en el mundo real.

Informativos: Son aquellos que comunican todo lo que le ocurre (yo sufrí de esa etapa). Hasta los hechos más comunes e irrelevantes: Ir al baño, tomar agua, etc.

Bookmarks: Son aquellos que solo envían links o hacen retweets constantes. No importa el idioma, si les resulta interesante, lo despachan.

Activistas: Son aquellos que utilizan la plataforma para expresar su inconformidad social y abogan (o “enchinchan”) para que otros también se expresen.

Eruditos: Andan corrigiendo a todos. Ellos tienen la útima palabra.

Conciliadores: Opinan en las conversaciones públicas y tratan de liberar las tensiones.

Comerciales: Solo utilizan Twitter para informarse y hacer negocios. Toman ventaja de los que liberan sus secretos en 140 caracteres.

Mixtos: Como quieren que todos sean sus followers, no tienen un comportamiento fijo, pueden cambiar según el día y la hora o según la audiencia.

Entiendo que la lista puede ser más larga, pero el punto que quiero dejar con la misma, es que exisen muchos tipos de comportamientos y formas de utilizar el microblogging. Se busca interacción, pero lo que más podemos ver en Twitter es Información, ya se relevante o no.