Al parecer las diferencias en el Licey han sido arregladas. ¿Existirá algún remanente de la resistencia?