Desde el nacimiento de Resources for Open Community Knowledge (ROCK) el año pasado, hemos visto una dinamización de la acción social a través de la concientización del uso de las TICs; para nosotros ha sido un gran honor el ser catalizadores de ésta nueva dinámica.

Hemos asistido a diversas reuniones, hemos visto nacer la Cámara Dominicana de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (Cámara TIC), estamos observando cómo cámaras como CADISOFT, ACC-RD, entre otras, están integrándose al proceso.

Luego del conversatorio sobre Software en Funglode, hemos confirmado que nuestro país necesita un sector TIC, único e indivisible; orgánico en su estilo, pero con un solo enfoque: El Desarrollo Humano.

Todos tenemos una agenda y un fin, ahora necesitamos realizar una alineación de prioridades, fomentar la producción y demostrar que en ésta nueva oportunidad, podemos hacer crecer la industria y dar valor al profesional que trabaja día a día.

¿Por qué lo digo? Porque en términos de concepto no podemos estar divididos: Siempre existirá un enfoque empresarial, social y gubernamental. Para producir desarrollo, los tres deben funcionar en armonía. Es momento de encarar los retos como sociedad y realizar nuestro aporte en beneficio del bien común.