Esta mañana me desperté de forma normal, con el bullicio de mis hijos preparándose para el colegio. Anoche me quedé dormido, leyendo un comic que había esperado por meses, al fin de la lectura mis pocas fuerzas me arrojaron a los brazos de Morfeo.

Sí, fue esta mañana que leí todos los mensajes alrededor de Twittdo. Ayer, oficialmente ROCK comunicó que no habría actividad en Abril para dar nuestro apoyo a Twittdo. Casualmente el concierto de Juan Luís Guerra es el mismo día, lo cual me provocó la cuestión: ¿Ir al evento o al concierto?

La pregunta es libre, es derecho de cualquiera, sobre todo si expresamos que Twitter es una comunidad. Me apena que muchos retuerzan nuestras palabras –vi los comentarios de Carlos Miranda como opiniones personales, no la posición oficial de ROCK. Aunque las mismas puedan ser dispares, ¿no estamos en una democracia? ¿No somos acaso una comunidad abierta? ¿No podemos decir lo que pensamos? ¿Ahora quién nos regula?

En ese sentido, entiendo que debemos recordar que Twitter es una herramienta, no un fin. La actividad es para acercarnos como usuarios de la herramienta y no que a través de la misma, se generen disputas y enemistades.

Queda y es nuestra responsabilidad el participar en Twittdo porque hemos sido promotores en parte; en mi caso, he realizado críticas constructivas desde mayo del año pasado y es mi deber participar. Twittdo evolucionó en parte bajo la presión de mis comentarios y es mi responsabilidad participar en su florecimiento.

Apoyo Twittdo y el crecimiento de la comunidad, de hecho, voy a la actividad. No estoy de acuerdo con el vetar personas por lo que piensan o simplemente enfrentar iniciativas que buscan el bien común, todavía debemos aprender más como sociedad.

¡Nos vemos el domingo 18 de abril 2010!