Así se refiere Richard Stallman, en una entrevista realizada por ElMundo.es, quien arremete contra las formas de software privativo.

Aunque muchos le critican y pocos dirían que se trata de una persona influyente, pero sus ideas revolucionaron el mundo de la programación. Según relata ElMundo.es, Stallman fue el primero en plantarle cara a Bill Gates con el proyecto GNU, un sistema operativo con el que el usuario tiene la libertad de ejecutar, copiar, distribuir, estudiar, cambiar y mejorar el software.

No es nada personal, pero esa empresa hace mal a la sociedad y no debe existir. El software no es lo único que hace, así que puede dedicarse a otras cosas, resalta Stallman, quien no sólo arremete contra la compañía de Bill Gates.

Apple es más malévola y mucho más restrictiva que Microsoft, ya que limita incluso el derecho de ejecutar aplicaciones, sostiene el fundador de GNU.

Apple crea esposas digitales, hace creer a la gente que es ‘cool’ por tener sus productos y realiza juegos de marketing para que no parezca malo lo que hace, añade.

Stallman hace bien en indicarnos que el camino abierto por Apple de la computación de consumo, es una forma de que los usuarios se alejen del “crear” con las herramientas computacionales, lo que está creando una brecha real entre consumidores y creadores; cosa que en 1980 esa brecha era muy mínima.

Aunque he criticado abiertamente el “Evangelio de Stallman”, en esta ocasión estoy de acuerdo con él, ya que el tema que aborda es una tendencia que podría cambiar nuestra propia industria.