Continúan las clonaciones de tarjetas de crédito en la República Dominicana

Hay días que tienes tu agenda preparada. Todo está listo desde temprano para iniciar la fanea, en una ciudad pequeña debes tener todo muy medido para que cualquier contratiempo no provoque un caos.

Lo último que tienes pendiente antes de salir, es verificar tu cuenta bancaria.

Ahí te das cuenta que el día se ha descuadrado: Falta dinero porque tu tarjeta ha sido clonada.

A veces pienso que vivo en el mejor país del mundo; pero cuando descubro que me clonaron la tarjeta, se me pasa. pic.twitter.com/1N3a0K6z7C
— Arturo López Valerio (@alopezvalerio) November 3, 2014


Ahora no sabes en quién confiar. ¿Me clonaron en el cajero? ¿Fue en aquél restaurante que no frecuento tanto y no es parte de mi rutina semanal? La incertidumbre es una constante que va en crescendo para los dominicanos. Cada día, más presión.

No descarto decir como Kermit The Frog: That’s not my business (se me pasa). Es otra capacidad que hemos desarrollado, reirnos de lo malo, adaptarnos y pasarla bien.

Mantente en contacto
Recibe una notificación cuando haya contenido nuevo.
Respetamos tu privacidad.

Deja un comentario