Google Ubiquity: más allá del internet de las cosas

El evento del Internet de las Cosas organizado por el gigante de las búsquedas fue celebrado en San Francisco, California, los días 11 y 12 de enero de 2016, con la participación activa de desarrolladores y tecnólogos especialistas del sector. El contenido del evento fue profundo y técnico, dirigido por los ingenieros de Google y líderes de opinión de la industria.

¿Qué es Ubiquity?

Ubiquity (o ubicuidad, en español), es la capacidad de estar en todas partes al mismo tiempo. Algunas veces la ubicuidad es real (como la ubicuidad de la tristeza en un funeral), y otras solo parece real (la ubicuidad de las botas de vaquero en Texas). Dios es un gran ejemplo de la ubicuidad: para los creyentes es una deidad omnisciente que existe en todas partes.

Este año Google decidió nombrar a su evento sobre el internet de las cosas con el término ubicuidad. Recuerde que el internet de las cosas se refiere al desarrollo de la re de redes en la que los objetos cotidianos tienen conectividad de red, lo que les permite enviar y recibir datos. Dondequiera hay objetos: neveras, radios, sillas, puertas, abanicos, bombillos…

Piense ahora que todos los objetos estén conectados a internet y que a través del mismo puedan enviar notificaciones a su móvil o a otros sistemas. Es un concepto masivo, que está cambiando poco a poco la forma de interactuar de los seres humanos.

La evolución del Internet de las Cosas

El internet de las cosas o ubicuidad es parte de nuestro presente y evolucionará para convertirse en una de las piezas vitales de nuestro futuro. Para entender el fenómeno debemos pensar en 3 pilares importantes:

1) Interoperabilidad:

Los sistemas no pueden ser islas, sino que deben comunicarse entre sí. Ya esa vieja historia monopolista, que le obligaba a adquirir todos los dispositivos de una misma marca, se terminará. La interoperabilidad es mandatoria en el internet de las cosas. Mientras usted esté dentro de su casa, oficina, en el centro comercial, múltiples dispositivos conectados estarán en contacto con usted; cada uno debe tener la capacidad de respuesta instantánea y no deben tener problemas de compatibilidad.

2) Seguridad:

Este pilar es el que despierta mayores pasiones. Por lo tanto la seguridad es un aspecto que está definido por defecto (no hay tiempo para pensar si el dispositivo es seguro o no, debe ser seguro). Cada actividad en los dispositivos debe contar con la aprobación del usuario, de esta manera usted conseguirá la confianza del mismo.

Otra capa importante es dar al usuario control de su seguridad y su identidad. Es la única manera en que usted podrá conseguir una participación activa del mismo. Siempre hay que preguntar al usuario cada vez que se vaya a compartir alguna información al Internet. Recuerde que la seguridad se construye con la confianza.

3) Interfaz de Usuario:

Para muchos este punto es tocante a la interacción del ser humano con la interfaz de las aplicaciones; es esencial que pueda ser interoperable y abierta, es decir, que pueda brindar al usuario múltiples opciones de interacción como la voz, los gestos, botones, entre otros. Actualmente muchos solo conocen la interacción con una aplicación a través de un mouse o ratón de escritorio, otros interactúan presionando opciones en la pantalla de su móvil, tablet o un cajero automático.

La interfaz más simple: la voz.

La realidad es que el alcance del internet de las cosas nos llevará cada día más a una interacción natural con los equipos y computadores: utilizando la voz. Es la interfaz primaria que aprendemos y que utilizamos desde que tenemos uso de conciencia.

Google está trabajando —al igual que otras empresas de tecnología en estos momentos— en llevar la capacidad de la interacción natural a las cocinas, su auto, reloj, ropa y por su puesto, a su smartphone. Este año 10 vehículos que salieron al mercado incorporan la computación de Android Auto; 40 más se lanzarán antes que termine 2016, con más de 500 aplicaciones disponibles para interactuar.

Ese futuro que mostraban los programas televisivos, donde la conversación entre un ser humano y un computador era una cuestión natural, ya no es una fantasía. Somos testigos de una tecnología que facilitará las cosas. Es momento de pensar y hacer maletas para aprovechar este viaje, procure no quedarse fuera.

Publicado en la Revista Bohío #190, páginas 86,87 y 88, Febrero-Marzo 2016.


Puedes escuchar mis comentarios sobre marketing digital y tecnología todos los martes a partir de las 9:20am en el Matutino de Teo Veras (por la 91.3fm) y todos los jueves a partir de la 1:30pm en Esto No tiene Nombre (por la 95.7fm).

Mantente en contacto
Recibe una notificación cuando haya contenido nuevo.
Respetamos tu privacidad.

Deja un comentario