Cabify, un nuevo actor llega al país

Cabify llega a República Dominicana. En el prinicipio, la Internet tuvo su génesis como una herramienta para el intercambio de información, y en sus orígenes más tempranos solo sirvió para un grupo selecto de las comunidades científicas y militares. Con el tiempo se convirtió en la World Wide Web, incluido el poder de las redes peer-to-peer (P2P).

Hoy no solo compartimos información, podemos compartir prácticamente todo, como un paseo en la ciudad, o por todo el continente.

Los viajeros comparten sus hogares, los inversores comparten sus ideas y cualquier persona con activos de alto valor o habilidades es capaz de ofrecer bienes y servicios, por un precio, a un mercado global, como parte del Sharing Economy (economía o consumo colaborativo, como se le conoce en español).

Desde la movilidad (Uber, Lyft, Blablacar, Didi Kuaidi), comida, educación, hogares (TaskRabbit, Care.com), o cinas, retail (venta al detalle), ideas y sobre todo el turismo (Airbnb, Kozaza, Couchsur ng), esta nueva forma de hacer negocios representó en Estados Unidos ingresos ascendentes a 15.000 millones de dólares en 2013 y se proyecta para 2025 un total 385.000 millones de dólares, según la rma PwC, que vaticina un 35% anual como ritmo de crecimiento para la industria.

Cabify, transporte gestionado desde un app

A principios de año la novedad en República Dominicana era la entrada de uno de los actores del Sharing Economy, el polémico Uber. Entre discursos, debates, protestas y puntos de vista, los dominicanos nos adaptamos a esta nueva tendencia global como si hubiese existido desde principios del milenio. Ahora le toca el turno a Cabify, una empresa española creada en 2011 con la misión de utilizar la tecnología para generar nuevas alternativas de movilidad, seguras y eficientes para reemplazar a los autos particulares. La aplicación fue seleccionada por Apple como una de las mejores de 2012 en la categoría de Innovación.

Cabify opera en España, Perú, Chile, México, Colombia, Portugal, Panamá, Ecuador, Brasil, Argentina y recientemente República Dominicana. Tiene planes de expandir su presencia en diversos países de América Latina y el Caribe. La empresa inició la prestación de servicios en Santo Domingo en la primera semana de octubre. Dentro de las novedades que introducen al mercado se destaca la inclusión de WiFi en su ota vehicular, lo que le posibilita al usuario sacar mayor provecho a su tiempo de trayecto al tener la opción de seguir conectado desde el vehículo. Esto es algo que en la industria local es opcional del chofer, para dar mejor servicio a sus clientes.

Otro factor de diferenciación del servicio radica en las tarifas jas por kilómetro (no por tiempo como en Uber), la posibilidad de realizar una reservación con anticipación, centro de llamadas disponible las 24 horas y el seguro de responsabilidad civil para sus usuarios.

“Consideramos que República Dominicana cuenta con las condiciones adecuadas para representar un mercado estratégico para Cabify en el corto plazo, ya que posee un alto potencial económico y áreas de oportunidad en temas de movilidad”, indica Ricardo Weder, gerente general de Cabify Latinoamérica.

La batalla por el consumidor dominicano

Ahora se inicia una batalla por el posicionamiento en el territorio nacional. Cabify buscará su cuota dentro del pastel en materia de movilidad. Posee una ventaja de origen para entender mejor las necesidades de los dominicanos, para pasar de lo global a lo local. Es un buen momento para los consumidores dominicanos, ahora existen opciones de transporte gestionados desde un app, para usted seleccionar: Uber, Apolo
y Cabify. Si quiere probar Cabify, puede descargar la app disponible en Google Play y Apple Store o simplemente visitar Cabify.com.

El Sharing Economy en materia de transporte puede incidir en el cambio de mentalidad para que los ciudadanos y negocios dominicanos disminuyan el uso de vehículos, lo cual contribuye a la reducción de los congestionamientos de tránsito y el mejoramiento de nuestra calidad de vida. Ese cambio depende de nosotros, ya tenemos las herramientas y los servicios. Adelante.


Publicado en la Revista Bohío 194, Octubre 2016.

Mantente en contacto
Recibe una notificación cuando haya contenido nuevo.
Respetamos tu privacidad.

Deja un comentario