Realidad aumentada: del teléfono al auto

La realidad aumentada (Augmented Reality -AR-), está superando a la realidad virtual en términos de factibilidad y conveniencia, según exponen Arturo López Valerio y Mite Nishio, en su segmento “Martes Tecnológico”, esta consiste en sobreponer una capa de información e interacción digital sobre las imágenes y videos que se observan en tiempo real, lo que enriquece el contexto para el usuario.

“Mientras que la realidad virtual crea un mundo diferente programado, actualmente, la realidad aumentada muestra objetos virtuales integrados con el entorno real, los cuales son incluso visibles en varias profundidades y perspectivas ”.

Constantemente, miles de desarrolladores trabajan para hacer de la realidad aumentada, una experiencia intensiva y tangible para todos, con aplicaciones en Google Play y App Store, sin embargo, la mayoría de estas no se aplican a la realidad, solo sirven de entretenimiento.

Destacan que a pesar del auge de la RA, la “verdadera realidad aumentada aún permanece fuera del alcance del usuario, por tanto, se prevé que la industria del automóvil sea la primera en beneficiarse de ella, debido a que cuenta con un sistema y plataforma dispuesto para ello.

Realidad aumentada mejor aplicada

Actualmente, no se cuenta con un hardware avanzado que permita vivir la experiencia completa de la “verdadera realidad aumentada” a través de los teléfonos inteligentes y tabletas, de igual forma, estos dispositivos ni alcanzan el nivel de rendimiento necesario y la pantalla no garantiza una buena imagen de calidad en formato pequeño.

“Frente a esto, la industria automotriz sí cuenta con una superficie transparente en el parabrisas que sirve de plataforma para la`verdadera realidad aumentada´, y con procesadores que pueden albergar mayor capacidad que un móvil”, manifiesta López Valerio, asimismo, citando a Vitaly Ponomeravi, CEO de WayRay, expone que el impacto de la “verdadera realidad aumentada” va más allá de los modelos de negocios, debido a que impacta también en el aspecto social.

En el mundo automotriz, la AR puede abrir oportunidades ilimitadas para el contenido basado en la localización con propósitos comerciales específicos:

  • Nuevas funciones de navegación y geolocalización que pueden ajustar la experiencia a las condiciones ambientales en tiempo real.
  • Nuevos tipos de anuncios relevantes y con poca conciencia del tiempo.
  • Ludificación de los procesos de transporte y entretenimiento en el automóvil.
  • Nuevos tipos de redes sociales.

Realidad aumentada y los vehículos sin conductor

Los fabricantes de automóvil están enfocados en aumentar el nivel de capacidad de autodirección en un punto cada dos años, en tal sentido, esperan introducir los automóviles sin conductor para los consumidores regulares en el año 2025, donde la RA facilitará los procesos de decisión dentro del vehículo.

“Lo que apunta este tipo de tecnología es que el vehículo adquiera otras capacidades, convirtiéndose así, en un gadget más que recibirá actualizaciones como el móvil, asímismo, en situaciones de emergencia, los fabricantes podrían auxiliar al pasajero, haciendo la experiencia mucho más positiva y segura ”.

Automotive RA se mostrará en un vidrio combinado con una película holográfica, por lo que al mirar el parabrisas, las personas verán el video proyectado o la interfaz interactiva. No obstante, el reto estará en cambiar el comportamiento de los retrovisores.

“Evidentemente, la RA tiene un gran potencial para apoyar la industria automotriz, lo cual revela que la automoción es una tendencia creciente que continuará desarrollándose y que allanará el camino de la realidad aumentada para otros tipos de industrias”.

Publicado en la Revista Bohío 200.

 

Audio: realidad aumentada del móvil al automóvil.

Primer bloque.

Segundo bloque.

Tercer bloque.

Deja un comentario