Atomización, convergencia y cambios digitales
La atomización ocurre cuando un proceso o una industria se va fragmentando a través del tiempo en pequeñas unidades; mientras que la convergencia son las distintas tendencias tecnológicas que confluyen en un mismo software o hardware.

La atomización ocurre cuando un proceso o una industria se va fragmentando a través del tiempo en pequeñas unidades; mientras que la convergencia son las distintas tendencias tecnológicas que confluyen en un mismo software o hardware.

Los cambios digitales son realidades que actualmente experimentamos, debido a la singularidad tecnológica provocada por la aceleración del contexto social y económico que se origina con la conexión del mundo al Internet.

Nuestra relación con la tecnología se ha convertido en una costumbre que va generando progresivamente lazos de confianza. Vivimos en un mundo móvil; una época tan acelerada que no tenemos tiempo ni siquiera de investigar, sino que acogemos los hábitos que nos promueven los gigantes tecnológicos como Google, Facebook, Amazon, Microsoft, Apple óa través de sus interfaces móvilesó a cambio de recibir entretenimiento, interactividad y conexión.

Tecnología y la confianza

Aunque la tecnología contribuye al Índice de Desarrollo Humano, es evidente que en distintas industrias ha erosionado la confianza. Según los indicadores del Barómetro de  Confianza de Edelman del 2017, el cual refleja que la Industria Tecnológica tiene mayor índice de confianza (76%) frente a otras industrias tradicionales como Alimentos y Bebidas (66%), Bienes de Consumo Empacados (63%), Energía (61%) y los Servicios Financieros (54%) .

Esto ha provocado una tendencia, que todas las empresas quieran sumarse a la transformación digital, para comenzar a construir relaciones de confianza a través de una interfaz digital.

Es entendible que tanto Millennials y Centennials que no han vivido la convergencia óno experimentaron los cambios de lo análogo a lo digital, por tanto, no entenderán la atomización que está sucediendo ahora. Hace diez años atrás, al concentrarse todos los medios en uno solo óa través del Smartphone, se comienzan a acumular características de otros dispositivos que al mismo tiempo se fueron haciendo más pequeños.

Un ejemplo de este fenómeno es la computadora, la cual mostró la rapidez con la que estábamos adoptando la convergencia desde el escritorio hasta la laptop, empezando así a añadir diversos elementos de lectura, multimedia e información. El lanzamiento iPhone, presentado al mundo en el año 2007, se reconoce el momento cumbre de la convergencia tecnológica.

Marketing de la nostalgia

Actualmente, estamos viviendo el “Marketing de la nostalgia”, debido a que ha surgido la tendencia de promover dispositivos que ya estaban obsoletos, provocando en las personas ese sentimiento de obtenerlo, ya sea porque no lo tuvieron antes o porque desean volver a usarlo. Sin embargo, ahora todos estos dispositivos tienen la particularidad: pueden conectarse a un Smartphone.

Es interesante este fenómeno del “Marketing de la nostalgia”, porque está llevando a que exista una construcción inversa de la confianza; el enfoque ya no es solamente utilizar el Smartphone sino también su propiedad de conectarse con otros dispositivos.

El inconveniente que surge ante esto, es que en muchas industrias está floreciendo el apego a los elementos retro (imitación de un estilo o moda del pasado reciente), estancando así el proceso de digitalización y avance tecnológico en las empresas y organizaciones. Esto contribuye a la Amnesia Corporativa, un fenómeno que se acentúa en República Dominicana.

La confianza es transversal

Cuando existe una erosión en la confianza, también el mundo digital empieza a desmoronarse, porque aunque muchos procesos estén completamente digitalizados, se manifiesta aún un arraigo a los procesos del pasado en los colaboradores dentro de los negocios.

Es importante empezar a construir puntos focales tecnológicos para así poder construir la confianza en los procesos digitales y vencer los distintos puntos de resistencia al cambio que afectan las estrategias y resultados.

Los cambios digitales continuarán, porque son parte del comportamiento humano de avanzada; hay que prepararse y aprovechar la oportunidad de crear laboratorios de innovación empresarial, que nos permitan adoptar los cambios convenientes para cada industria en el tiempo oportuno.


Publicado en el Listín Diario, el miércoles 8 de agosto 2018.

Página 16A, del Listín Diario, miércoles 8 de agosto 2018.