Resultados de Hecho en China 2025. Photo by Adi Constantin

La Robótica, un campo a dominar en el 2020.

En 2016, el 74 por ciento de las ventas de robots estuvieron representados por cinco mercados, y China representó la mayor parte del 30 por ciento del total.

Beijing apunta a aumentar la producción y las ventas de tecnología al lograr la automatización y la digitalización en los sectores de fabricación mediante la producción de 100,000 robots industriales propios para 2020.

Robots industriales

China confía en la automatización y la digitalización para mejorar la productividad y establecer una trayectoria para convertirse en una de las 10 naciones más automatizadas del mundo.

El país se ubicó muy por debajo del promedio mundial de densidad de robots industriales en 2016, pero Beijing pretende tener 150 unidades por cada 10.000 empleados para 2020.

Guerra comercial

El 6 de julio de 2018, EE. UU. Comenzó a implementar aranceles del 25 por ciento sobre productos chinos por un valor de U$34 mil millones.

Está dirigido a 818 productos centrales de la iniciativa ‘Hecho en China 2025’ de Beijing, en particular las partes tecnológicas.

Las exportaciones de productos de alta tecnología de China aumentaron constantemente después del inicio de las políticas de reforma y para 2004 su valor ya había excedido las exportaciones estadounidenses.

El gobierno de Trump sostiene que el déficit comercial entre China y los Estados Unidos es el resultado de una competencia desleal. La “investigación de la Sección 301” también acusa a China de robar propiedad intelectual de compañías estadounidenses.

China actualmente carece de la capacidad de fabricar muchos componentes electrónicos clave y confía en otros países como Corea del Sur, Australia, Alemania y Japón para suministrar muchas piezas de alta tecnología.

“Hecho en China 2025” pretende que el 70 por ciento de los repuestos esenciales se fabriquen en el país para resolver el problema.

Tendencia global: nacionalización de las tecnologías

Estos nos expone una realidad que debemos afrontar como país, ¿cuáles tecnologías vamos asumir como propias en el futuro?

¿Continuaremos siendo consumidores o generaremos un concurso de fuerzas internas para diseñar modelos de innovación que nos ayuden a competir en la nueva economía digital global?

El plan “Hecho en China 2025” nos muestra la importancia de las tecnologías dentro del contexto geopolítico global.

Estados Unidos está siendo desplazado como líder en áreas del futuro como la robótica y la inteligencia artificial, siendo las mismas nacidas en territorio norteamericano.

En el año de la Innovación y la Competitividad, debemos iniciar un recorrido para crear la zapata del futuro digital de la nación.

Identificando los puntos débiles dentro de la cadena de valor de nuestra economía, para así iniciar la construcción de nuestro propio desarrollo.