La importancia de un ecosistema digital propio

Se tiene la percepción de que el país es una potencia en materia de telecomunicaciones, acceso a internet e implementación de las nuevas tecnologías.

No es para menos, hace una década habían 428 mil cuentas de internet y las estadísticas mas recientes colocan el número en 7.3 millones.

Sin embargo, para el emprendedor digital Arturo López Valerio, muchas de estas percepciones son un espejismo alimentado por una medición de las estadísticas que suele dejar de lado ciertas variables, como su propósito y uso.

“Nuestra economía digital no nos pertenece, estamos corriendo sobre los rieles de un tren que no es nuestro”. En ese sentido, agrega, “para crear una verdadera república digital, tenemos que también crear las bases para un ecosistema digital”, dijo al participar en el programa “Sin tacones ni corbatas”.

“Quisiera que cualquiera pudiese tener el volumen necesario para poder mantener una venta en línea”, dijo.

Puso como ejemplo el caso de la ley de Cine, la cual creó un ecosistema que ha permitido la producción cinematográfica en el país y que hoy genera beneficios, “pero eso nunca se le hizo a la Internet” ni se apoyó al empresario digital ni se le incentivó para poder abaratar los anuncios.

“Todos los costos del internet son en dólares”, recordó. Ahí radica la importancia y la necesidad de desarrollar un ecosistema digital propio. “Nuestras propias paginas, nuestras propias tiendas. Es la única forma de que podamos ganar dinero en internet”, añadió Arturo.

Esto así porque, a su juicio, Internet en República Dominicana está gobernado por quienes la han habilitado fuera del territorio nacional, “porque no lo hemos desarrollado en los últimos 25 años”.

Un ejemplo radica en que los fondos por publicidad, que actualmente van en constante crecimiento, con ganancias de más de 200 millones de pesos, se vayan fuera del país. “Facebook y Google empiezan a llevarse el dinero de la publicidad que ahora mismo está creciendo”.

El emprendedor digital lamentó que tampoco se hayan creado las bases para crear centros de datos y abaratar la tecnología de almacenamiento.

Entrevistado por Faride Raful en La Nota, (95.7 FM), López Valerio planteó que en las actuales coyunturas se hace necesario que el Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (INDOTEL) haga segmentación en la medición del acceso a internet.

Plantea además que la proliferación de la internet en el país durante la última década ha estado limitada en parte porque el empresariado “no le tomó el ritmo” al avance tecnológico pese a que en el país ya se venían emprendiendo proyectos de venta en línea desde inicios del presente siglo, como los casos de Terra y Enelpunto, pero desde 2003 hasta 2008 se cerraron las tiendas de los procesamientos de pago.

Tal situación se mantuvo hasta finales de 2008 cuando resurgió fruto de que los dominicanos “volvieron a tomar en serio” la internet, y el empresariado con la explosión de las redes sociales, “porque pudieron ver cómo se habilitaba y expandía”.

De todos modos, lamenta que “nunca a las páginas locales se les dio apoyo”. De hecho, cita, entre 2012 y 2013, cuando la red empieza a catalizar, empieza a bajar la inversión publicitaria en páginas locales.

Citó como más avanzados en transformación digital los sectores financieros, tanto bancarizado como no bancarizado, quedando en segundo lugar el sector hotelero.

Entre los más visitados están el gubernamental, como por ejemplo las distintas herramientas que ofrece Impuestos Internos, y el educativo.


Publicado en el Periódico El Caribe, 7 de marzo 2019.