La tecnología como catalizadora en los procesos de enseñanza

La capacitación profesional no puede ni se ha quedado fuera de las transformaciones que conllevan la digitalización. La misma ha visto un desarrollo amplio en las últimas décadas, sin embargo, aún hay aspectos que mejorar, incluyendo el cierre de la brecha digital.

Entrevistado en el programa Capacitando en la Radio (La Nota, 95.7 FM) por Eric Oller y Paola Feliz, el emprendedor digital Arturo López Valerio habló sobre plataformas de índole educativa que tuvo la oportunidad de conocer y evaluar en la pasada edición del congreso “World Summit Awards” (WSA) efectuada recientemente en Cascáis, Portugal.

López Valerio resalta que en el continente africano han entendido que los mensajes de texto son una herramienta para el desarrollo, mientras que en República Dominicana “nos hemos saltado esa etapa”, aún teniendo el reto de una brecha digital de más de 40 por ciento.

Otra innovación que sobresalió, a juicio de Arturo, fue RAAJI, la cual utiliza un motor de inteligencia artificial para la educación permanente respecto a temas de salud sexual y reproductiva en adolescentes en el medio oriente.

Como caso de avance local se encuentra la plataforma “Capacítate para el Empleo” de la Fundación Carlos Slim, la cual ofrece una gran diversidad de cursos prácticos en-línea y diplomados que cuentan con el aval del Ministerio de Educación de México.

Es una herramienta que está ganando tracción en términos de construcción de capacidades para los jóvenes dominicanos, incorporando una innovadora bolsa de empleo que busca conectar a los capacitados con oportunidades laborales.

Si bien plataformas como esta o como Body Interact, la cual genera un entorno del cuerpo humano en tres dimensiones que ayuda a simular escenarios del cuerpo humano para ayudar a reducir errores en los diagnósticos, todavía son muy caras, a decir de López Valerio, el hecho de que existan concursos como WSA ayudan a conseguir inversionistas y lograr una escala de masificación.

Para el emprendedor tecnológico, en WSA llamó la atención esta tendencia de atomización, de contextualización a problemas locales y a la vez de ganar experiencias antes de terminar el estudio o la carrera.

Esto es fundamental, dijo, “porque el mundo se está moviendo muy rápido” y la tecnología ayuda en este tipo de materias.

Esto así porque como es transversal ayudará a catalizar el conocimiento, ganar experiencias y tener una documentación amplia. El debate no debe ser si va online u offline sino hacia donde estamos afectando, si ayudamos a construir más capacidades, ganar experiencia o cerrar brechas.

Estas cuatro aristas más deben incluirse en el debate entre los profesionales.

“A veces nuestra carrera somos muy exitosos cuando aprendemos y nos educamos, pero no sabemos qué hacer cuando ocurre un error. ¿Qué hacemos con el error?”.

Por eso hay que insistir en una formación basada en modelos experiencia les que faciliten un entorno preventivo para prevenir inconvenientes futuros.

Recomendó a las asociaciones empresariales crear laboratorios de innovación para que los mismos puedan crear modelos en donde pueda trabajarse la prueba y error, por lo menos en simulaciones. “Son pequeños, pueden ser hasta dos personas que estén mirando las tendencias que están”.

 


Publicado en el Periódico El Caribe, el 5 de abril de 2019.