Tecnología con propósito en Suiza

En un mundo donde la tecnología supera a la ciencia ficción vemos cómo las empresas se sienten amenazadas por disruptores que intentan cambiar sus modelos de negocio.

¿Qué sucede cuando un actor de una industria decide cambiarse a sí mismo y ser un disruptor desde dentro de su organización hacia fuera?

Por eso nos trasladamos 7.527 km hasta Ginebra, Suiza, para participar en el Congreso Technovation, organizado por PMI Science, el gran laboratorio de Investigación y Desarrollo, ubicado en la facilidad llamada “El Cubo”, en el pueblo de Neuchâtel.

El laboratorio que alberga a unos 300 científicos y 130 ingenieros –uno de los principales generadores de patentes en la Unión Europea–, trabaja desde 1990 en la búsqueda de opciones más saludables que ayuden a los consumidores de productos derivados del tabaco a hacer la transición desde los cigarrillos hacia soluciones menos dañinas para su salud.

Según PMI Science, que ha distribuido una extensa literatura de más de 300 publicaciones y capítulos sobre el tema, para 2025 existirán más de mil millones de fumadores en el mundo.

Con una inversión de cuatro mil millones de dólares en el estudio para productos libres de humo, la empresa busca a través de la tecnología proporcionar soluciones para prevenir que las personas fumen y ayudar a las que consumen estos productos a que utilicen alternativas más saludables.

PMI en un cambio de paradigma

Es interesante cómo una empresa con una amplia base de clientes y una posición cómoda en el mercado puede iniciar unsmoke pretende convertir al cigarrillo en un producto obsoleto.

Esto es sobre el concepto de que todos los fumadores saben que la mejor solución es dejar de fumar.

Esperamos que sea así, ya que las preocupaciones sobre la salud y el cáncer son un tema que está muy en el tapete en estos días. Se trata de iniciar una disrupción por parte de una empresa que puede cambiar un modelo de negocio de más de 100 años, y de ello nos percatamos cuando visitamos la fábrica de pruebas de PMI Science.

Aprendimos que las empresas pueden ser responsables y buscar alternativas. Recordemos que la ciencia, la tecnología y la innovación son las herramientas para crear un mejor mañana.

PMI está apostando porque los fumadores prefieran el sabor del tabaco real. IQOS, el producto que los consumidores de Canadá, Colombia, Curazao, República Dominicana y Guatemala pueden probar, es un dispositivo delgado y negro con un tubo de papel que contiene tabaco y un filtro blanco.

El fumador utiliza el tubo de papel, mientras que un elemento de calentamiento recargable controlado por software aumenta la temperatura sin que esta llegue a alcanzar los 400 °C (entre 200 y 300 °C) y crea un vapor del tabaco para liberar nicotina y sabores.

El fumador exhala el vapor que se disipa rápidamente en el aire. Para no fumadores – como yo– el olor del vapor es imperceptible.

Empresas con historia

Las empresas que se encuentran en los alrededores del lago Ginebra triunfan históricamente frente a casi cualquier región del mundo.

Fue en esta zona donde el farmacéutico Henri Nestlé perfeccionó la mezcla de leche, harina y azúcar que devino el mayor conglomerado de alimentos del mundo; también se desarrolló el primer reloj de pulsera de cuarzo y Tim Berners-Lee inventó la World Wide Web.

La innovación se toma en serio, trabajando delicadamente para ayudar a que el impacto del “empresarismo” y el emprendimiento puedan ser más eficaces para mejorar la calidad de vida de las personas. Una enseñanza y grandes lecciones que pretendemos compartir y aplicar en nuestro país.


Publicado en Revista Bohío #210, el 11 de junio de 2019