Guerra comercial tecnológica

Las últimas medidas del gobierno estadounidense dentro de la “guerra comercial” hacia China generan también consecuencias en el sector innovación y tecnología

Santo Domingo.- La República Dominicana está en el medio del Caribe y “posiblemente también estará en medio de una guerra tecnológica”. No es una premonición apocalíptica sino la observación de las tendencias actuales en el marco político y económico mundial, en palabras del empresario tecnológico Arturo López Valerio

Y es que la “guerra comercial” que se ha desatado desde el gobierno de los Estados Unidos bajo la “Era Trump” contra la República Popular China tiene efectos en todas las aristas, incluyendo la tecnológica.

El hecho de que nuestro país haya establecido relaciones diplomáticas oficialmente con China hace poco más de un año, también es un elemento que incide en esta reflexión del empresario tecnológico.

La burbuja tecnológica

Dentro de su sección “Martes tecnológico” interactuando junto al periodista Andrés Julio Hirujo en el programa Matutino de La 91 (91.3 FM), López Valerio recordó que el avance tecnológico como lo conocemos ahora fue fruto de una primera recesión, conocida como la “burbuja tecnológica”, ocurrida entre el 2000 y 2001, cuando las “puntocom” crecieron en valores descomunales en el mercado de valores estadounidense y luego se desinflaron.

Añadió que uno de los factores que contribuyó a esto fue que cada empresa puntocom debía habilitar su propia infraestructura de datos. Esto dio paso a una nueva generación de emprendimientos tecnológicos en los cuales se empieza a usar la “nube”, continuó recordando.

¿Por qué recordar todo esto? Porque en aquel entonces siquiera se mencionaba a China, mucho menos ninguna nación fuera de los aliados de Estados Unidos.

Bloques verticales

Sin embargo, la nación asiática en los últimos años ha reaccionado y tomado una serie de acciones como por ejemplo la investigación y desarrollo de la tecnología 5G y aliándose con otros países como Rusia, lo cual está creando un segundo bloque tecnológico que le hace frente a Norteamérica.

Dado que ya se perfila la conformación de dos bloques antagónicos a nivel tecnológico, López Valerio advirtió que “va a llegar un momento que las tecnologías chinas y estadounidenses puede que sean incompatibles”, porque en una guerra tecnológica se empiezan a verticalizar.

Por consiguiente, entiende como preocupante que -como estado- la República Dominicana no posea una oficina que este enfocada en el desarrollo tecnológico del país. “Esa posición la ocupa un programa como República Digital pero no necesariamente enfocado en el impacto económico en el país sino en los cuatro ejes que dispuso empujar como gobierno”, dijo. “Se precisa un enfoque ministerial de las tecnologías, ya estamos en 2019”.

Por otro lado, López Valerio llamó la atención respecto al tema de que no se ha producido una reacción oficial respecto a ciertos avances tecnológicos que impactarán el quehacer económico en el futuro cercano.

La llegada de “Libra” y su criptomoneda

Citó el ejemplo de que Facebook acaba de anunciar un servicio de criptomonedas y el año pasado el Banco Central de la República Dominicana emitió un comunicado informando sobre su no-apoyo a las mismas como el bitcoin, alegando que el modelo no estaba sustentado.

“¿Qué vamos a hacer entonces con Libra?” Se preguntó. ¿Dónde está la planificación en el contexto de que todas estas aplicaciones de una economía global tienden a adoptarse en bloques?

Agregó a las dudas el tema respecto a si se va a trabajar una regulación después de que haya una apropiación masiva de tendencias como Libra, al tiempo de señalar que los “ciudadanos de a pie” deben exigir una mejor gestión de las políticas tecnológicas por parte de las autoridades.

Y esto amparado en la creencia de que, una vez finalizado este año, bautizado como de la innovación y la competitividad, las aguas “volverán a bajar” y los actores que siempre han trabajado en este ecosistema de emprendimiento “se van a quedar sin el apoyo y los recursos”.

“Yo creo que es un momento clave, y sobre todo ahora que el juego también recibe propuestas a nivel de política, empezar a escuchar el discurso tecnológico que permita tener claro un horizonte de desarrollo para aprovechar este avance global que ya ha transformado nuestro planeta”, sostuvo.


Actualización ——— 24 de junio 2019
New York Times Brief

Los Estados Unidos intensificaron su guerra tecnológica contra China, de nuevo

El presidente Trump tiene previsto reunirse con el presidente Xi Jinping de China en la cumbre del Grupo de los 20 esta semana en Osaka, Japón. Su conversación, que podría determinar si la guerra comercial entre los dos países termina o persiste indefinidamente, podría verse empañada por la tecnología.

• Estados Unidos sigue socavando el acceso de los chinos a la tecnología de los Estados Unidos, al igual que los funcionarios de ambos lados están tratando de impulsar las negociaciones comerciales.

• “La administración de Trump está examinando si se requiere que los equipos celulares 5G de próxima generación utilizados en los EE. UU. Se diseñen y fabriquen fuera de China, según personas familiarizadas con el tema”, informa WSJ.

• El viernes, los EE. UU. También agregaron cinco entidades chinas más a una lista negra, incluido el fabricante de supercomputadoras Sugon, que les impide comprar tecnología y componentes de EE. UU. Sin una exención, Ana Swanson, Paul Mozur y Steve Lohr del informe del NYT.

A los funcionarios estadounidenses les preocupa que la seguridad nacional se vea comprometida por el equipo que se fabrica en China. Les preocupa que los agujeros de seguridad puedan ser explotados por espionaje o control remoto de los sistemas estadounidenses. Pero el momento podría ser problemático.

Las nuevas restricciones a las empresas tecnológicas chinas podrían aumentar las tensiones entre las dos naciones cuando sus líderes se reúnan en Japón, justo cuando China dice que ambos países deberán comprometerse para alcanzar un acuerdo sobre la guerra comercial.