Infoxicación e infodemia

El fenómeno de la “posverdad” ha generado una “infodemia” o epidemia de la información que ha afectado a toda la sociedad.

Santo Domingo.- Con poco espacio a dudas, tal vez el concepto que ha definido los últimos cuatro años y parecerá convertirse en la palabra de la década próxima es “pos verdad” o “fake news”, fenómenos que, en palabras del empresario tecnológico Arturo Lopez Valerio, se han convertido en una “infodemia” que ha afectado a toda una sociedad.

Durante su segmento “Martes Tecnológico” del Matutino de La 91 (91.3 FM), López Valerio recordó que durante los últimos seis años ha aprendido, entre otras cosas, que los contenidos compartidos son y deben ser para “informar, educar y entretener”. 

“El compromiso ante todo es informar, porque eso lo aprendí de Don Teo (Veras)”, continuó.

Esto, a su juicio, proporciona un contexto sobre el mundo “al que se deben enfrentar” a los más jóvenes, principalmente las audiencias provenientes de las generaciones Z y Millennial que se está sumando a escuchar contenido radial matinal.

Mientras tanto, a la audiencia natural de dicho horario -compuesta por adultos contemporáneos- se les presenta la realidad nacional con el objetivo fundamental de que el mismo aporte a sus vidas.

Al considerar la posverdad como “virus maligno” relató que –por compromisos laborales con el Congreso Global WSA celebrado en Viena— se había desconectado de esta “posverdad digital” por algunos días, observando en la jornada previa a su participación en El Matutino de La 91 un comportamiento “que me hizo cuestionar el rumbo y la forma en como estamos aplicando la tecnología”, dijo.

“La infoxicación se ha convertido en la norma”, expresa Arturo. ¿Y en qué consiste ésta? En saturar con contenido que no ayuda, no aporta ni contribuye con el desarrollo humano de los individuos.

Este proceso, definido por Lopez Valerio como “infodemia” va en contra de los propios derechos humanos, y por tanto “aunque nuestras regulaciones no estén a la altura de la situación”, se hace necesario exponer dichos males para beneficio de todos.  

“La infoxicación, al igual que el bullying, es violencia y no podemos fomentarla”, finalizó. Por tanto, a partir de la fecha, Martes Tecnológico compartirá contenidos para informar, educar, cuestionar y entretener.

Agradeció a las personas que cada martes se suman y, a través de llamadas, correos, mensajes directos y saludos en persona fuera de cabina muestran su interés y aprecio por el trabajo realizado desde la tribuna del Matutino de La 91.


Publicado en el periódico El Nuevo Diario, 11 de marzo 2020.