Hay muchos factores que inciden en una buena experiencia de navegación, por ello te ofrecemos algunos consejos importantes para minimizar la intermitencia o lentitud en tu conexión de Internet.

Primero:
El router de Internet debe estar colocado a unos 4 pies por encima del toma corriente o encima de un mueble en un lugar abierto y céntrico, donde colocarías una bocina para oírla en todo tu hogar.

Segundo:
El router de Internet no debe estar cerca de: Teléfonos Inalámbricos, Microondas, monitores de bebé, cámaras de vigilancia ni de ventanas o puertas que den al exterior. Las ondas se pierden y se debilitan en el interior cuando parte de estas se fugan.

Tercero:
Si tu hogar es muy grande, recomendamos la utilización de un repetidor Wi-Fi donde la señal del router aún sea fuerte para que la replique en más lugares.

Cuarto:
También es importante que sepas que tu experiencia de navegación dependerá de la velocidad contratada, la cantidad de dispositivos que tengas conectados de manera simultánea (celulares, tabletas, laptops, TV, cámaras, timbres, asistentes virtuales, etc.) y el uso que le des a cada uno de ellos.

En la nueva realidad que estamos viviendo ha incrementado el uso de la velocidad de subida a Internet, ya que cuando actualizas tus redes sociales, subes un video a youtube, realizas un live o te conectas en plataformas para socializar en grupo, estás utilizando la velocidad de subida y no la de bajada que es la que estabámos acostumbrados a utilizar más.