Internet: arma de doble filo para los niños, niñas y adolescentes

El 84.1 por ciento de los niños, niñas y adolescentes en edades entre los 12 y 14 años usa internet y el porcentaje es mayor entre los adolescentes de 15 a 19 años, alcanzando el 91 por ciento, según la Encuesta Nacional de Hogares de Propósitos Múltiples (Enhogar) 2016.

Estas cifras cobran especial relevancia luego de que el Gobierno anunciara que dotará a cada estudiante de tabletas y computadoras para el año escolar 2020-2021, que se desarrollará de forma virtual a causa de la pandemia de coronavirus.

Si bien es cierto que la medida busca garantizar el derecho de cada niño a la educación, también es oportuno observar los riesgos a los que se pueden exponer los niños, niñas y adolescentes al navegar en internet y al hacer uso de las redes sociales, como una forma de prevenir una posible vulneración a sus derechos en el ámbito virtual.

En ese tenor, la organización a favor de la niñez World Vision desarrolla un Plan Nacional de Educación, que involucra a padres, estudiantes y redes de protección a los niños, niñas y adolescentes en las comunidades vulnerables, con el objetivo de ofrecer estrategias tanto a docentes como a estudiantes para el uso seguro del internet.

“Existe actualmente una mesa interinstitucional que está trabajando una propuesta con relación a todo este tema, para establecerlo como política pública”, explicó Ivelisse Almonte, especialista de protección de World Vision.

Agregó que todavía se están dando los primeros pasos, pero imagina que se va a puntualizar mucho más el tema y que va ser un tema prioritario de las agendas del Estado y las organizaciones que trabajan en la protección de la niñez.

¿Cuáles son estos riesgos potenciales?

Los peligros y situaciones que pueden vulnerar la seguridad e integridad de niños y adolescentes son múltiples. Entre las más frecuentes, el director de World Vision, Juan Carlo Ramírez, cita el grooming y el ciber acoso, el cual casi siempre se traslada de la virtualidad a la vida real.

El anglisimo “grooming” proviene del verbo “groom” que alude a conductas de acercamiento o preparación para un determinado fin. Se trata de un tipo de ciberacoso, que consiste en una serie de conductas y acciones emprendidas por un adulto, a través de internet, para entablar un vínculo y ejercer control emocional sobre un o una menor de edad, con el fin de abusar sexualmente de él o de ella.

Otro riesgo para los niños mientras navegan por la red es la exposición a contenido inapropiado en formato de imágenes y videos pornográficos o que incitan a la violencia, el racismo, el odio y la discriminación, o a las autolesiones, el suicidio y trastornos de la conducta alimentaria, entre otras acciones que atentan contra la integridad física y mental del menor.

“Cuando un niño sube una fotografía que se pudiera tomar violentando su privacidad, de manera automática se traslada a su vida personal y termina afectando su desarrollo integral” apuntó Almonte, enfatizando la importancia de la prevención, pues lo que se sube a la red permanece y puede afectar la vida de los niños a largo plazo.

¿Cómo prevenir estos riesgos?

Para la especialista Ivelisse Almonte, el primer paso para proteger a los niños de estos riesgos es generar un clima de confianza entre el niño y el padre, tutor o cuidador, de manera que si llega a ocurrir algún tipo de situación el niño sienta la confianza suficiente de informarlo.

“Lo segundo es mantener siempre la vigilancia, muchas veces este tipo de cosas se da, por lo general en espacios privados. Si nosotros vemos que un niño o un adolescente dura mucho tiempo conectado y no me permite visualizar qué está haciendo, es un indicador de qué algo está sucediendo”, explicó.

De igual forma, Almonte recomienda a los padres mantener un control del tiempo que los niños y adolescentes permanecen conectados a sus dispositivos electrónicos, sobre todo ahora que estarán tomando clases virtuales.

De su lado, Angie Jiménez, asesora nacional de educación de World Vision, invitó a los padres a empoderarse e informarse sobre las herramientas que permiten monitorear o controlar los contenidos de las aplicaciones páginas web visitadas por sus hijos.

“Hay aplicaciones, hay ajustes tecnológicos que se hacen, controles parentales, para cuando un niño está utilizando el aparato”, indicó.

Consejos prácticos

Según un estudio realizado en el 2016 en los Estados Unidos, el 80% de los adolescentes de entre 13 y 18 años tenían su propia cuenta en redes sociales, comparado con el 23% de los preadolescentes (entre 8 y 12 años).

Para aportar acciones concretas que los padres pueden realizar en la prevención y reducción de los riesgos en internet, el tecnólogo Arturo López Valerio elaboró el siguiente listado de consejos prácticos, clasificado según por las aplicaciones más utilizadas por los jóvenes actualmente.

Whatsapp

Para el uso seguro del popular servicio de mensajería instantánea, López Valerio recomienda controlar la configuración de privacidad, activar la verificación en dos pasos, instalar siempre la aplicación desde sitios oficiales, utilizar el cifrado en el móvil, y tener cuidado con los archivos y enlaces recibidos, pues son una puerta donde entran “malware” y virus a los dispositivos.

De igual forma aconseja evitar las redes wifi abiertas y compartir las claves, observar en cuáles computadoras está activa la versión web, no compartir el número de teléfono con extraños, así como bloquear a usuarios no deseados.

Instagram

En el caso de la red social Instagram, el experto sugiere elegir una contraseña segura, utilizando una combinación de al menos seis números, letras y signos de puntuación (como ! Y &). Debe ser diferente de otras contraseñas que utilice en otros lugares de Internet.

También cambiar su contraseña con regularidad, especialmente si ve un mensaje de Instagram pidiéndole que lo haga.

“Durante los controles de seguridad automatizados, Instagram a veces recupera la información de inicio de sesión que fue robada de otros sitios”,

explica López Valerio.

Si Instagram detecta que su contraseña pudo haber sido robada, cambiar su contraseña en Instagram y otros sitios ayuda a mantener su cuenta segura y evitar que sea pirateado en el futuro.

El especialista en tecnología advierte nunca revelar su contraseña a alguien que no conozca y en quien no confíe, además activar la autenticación de dos factores para seguridad adicional de la cuenta, y asegurarse de que su cuenta de correo electrónico sea segura.

Otro consejo que ofrece es cerrar sesión en Instagram cuando use una computadora o teléfono que comparta con otras personas y no marcar la casilla “Recordarme” cuando inicie sesión desde una computadora pública, ya que esto lo mantendrá conectado incluso después de cerrar la ventana del navegador.

Facebook

El primer consejo para la protección en una de las redes sociales con más usuarios en todo el mundo es proteger su contraseña. “No use su contraseña de Facebook en ningún otro lugar en línea y nunca la comparta con otras personas. Su contraseña debe ser difícil de adivinar, así que no incluya su nombre ni palabras comunes”, advierte Arturo López Valerio.

Nunca comparta su información de inicio de sesión, los estafadores pueden crear sitios web falsos que se parecen a Facebook y pedirle que inicie sesión con su correo electrónico y contraseña.

Otro consejo útil ofrecido por el especialista es siempre verificar la URL del sitio web antes de ingresar su información de inicio de sesión. “En caso de duda, escriba www.facebook.com en su navegador para acceder a Facebook”.

Advierte además no reenviar correos electrónicos de Facebook a otras personas, ya que pueden tener información confidencial sobre su cuenta, así como cerrar sesión cuando use una computadora que comparte con otras personas.

Otro aspecto para tomar en cuenta son las solicitudes de amistad. “No aceptes solicitudes de amistad de personas que no conoces, los estafadores pueden crear cuentas falsas para amigos, convertirse en amigos de estafadores puede permitirles enviar spam a su línea de tiempo, etiquetarlo en publicaciones y enviarle mensajes maliciosos”.

Youtube

Una de las aplicaciones más utilizadas por los más pequeños, la cual también cuenta con la versión infantil “Youtube Kids”. Para su uso seguro, Arturo López Valerio recomienda añadir un número de teléfono de recuperación y una dirección de correo electrónico secundaria (y segura) a su cuenta de Google.

Mantener su información de recuperación protegida y actualizada, además de crear una contraseña única y segura para su cuenta de Google (y no utilizar la misma contraseña ni el mismo nombre de usuario para otros sitios).

“Tu contraseña debe tener una longitud mínima de ocho caracteres, incluir números y letras y no contener palabras de uso frecuente, elige una palabra o una sigla y añade números entre algunas de sus letras., incluye signos de puntuación. Utiliza una combinación de letras mayúsculas y minúsculas, y no reutilices contraseñas asociadas a otro tipo de cuentas”.

El tecnólogo advierte que YouTube nunca pedirá informaciones como contraseña, dirección de correo electrónico ni ninguna otra información sobre la cuenta, por lo que no se debe dejar engañar si alguien le contacta haciéndose pasar por personal de YouTube.

“Si encuentras vídeos en YouTube que crees que pueden ser una forma de spam, un intento de conseguir datos para suplantar la identidad o que muestren contenido inapropiado, márcalos para que el equipo de YouTube los revise”, aconseja.

Tik Tok

Cada vez más usuarios se suman a la controvertida red social de videos Tik Tok, la cual acaba de ser prohibida en los Estados Unidos. Si su hijo adolescente la utiliza, la primera recomendación es configurar su cuenta como privada para asegurar que sus mensajes solo lleguen a la audiencia o contactos delimitados.

“Si configuras tu cuenta como privada, podrás aprobar o rechazar a seguidores, así como permitir el acceso a tus contenidos solo para tus seguidores”,

aclara el tecnólogo López Valerio.

Recomienda también tener en cuenta que, incluso con una cuenta privada, la información del perfil (incluida la foto de perfil, el nombre de usuario y la descripción corta) será visible para todos los usuarios.

Otro consejo de seguridad importante es no incluir información personal en la página de perfil, así como revisar y editar la información que está disponible en línea en el perfil.

“En los ajustes de la cuenta hay una opción para habilitar el modo restringido, que permite limitar la visualización de contenido que puede ser inapropiado para todos los públicos”.

Lopez Valerio agrega que a veces, resulta útil establecer un límite para la cantidad de tiempo que el usuario pasa en línea. Si se habilita la Gestión del tiempo en pantalla, se podrá limitar el uso de la aplicación a 2 horas.

También te recomienda elegir una contraseña segura para cualquier cuenta en línea, proteger la contraseña de sitios web de terceros y utilizar una contraseña distinta para cada servicio.


Publicado originalmente por Diario Libre, el 21 de septiembre 2020