La economía digital ha sido uno de los mercados con un crecimiento exponencial por las oportunidades y fortalezas que conlleva este mecanismo de flujo de dinero en una mirada globalizada.

Se ha destacado en la industria dominicana una tasa de emprendimiento temprano, se ha encontrado que la población joven es quien perfila entre los que invierten y muestran apertura a la economía digital. 

Es por esto que se conocerá el informe de la BID sobre la ‘’Economía Digital en América Latina y El Caribe’’ en el 2017 el cual permite conocer como se ha logrado una aceleración de la economía dominicana. Esto nos invita a conocer el perfil de los que invierten en el mercado nacional, los acuerdos comerciales que se han logrado y el posicionamiento en el mercado global.

En esta edición, Arturo Lopez Valerio nos invita adentrarnos en este espacio cibernético y que promete una inversión a largo plazo en la economía digital. 

Aceleración emprendedora

“Economía Digital en América Latina y el Caribe”, publicado por el BID en el 2017, muestra que para la República Dominicana dicha aceleración emprendedora está alejada de sectores como la manufactura, el turismo y las iniciativas ciudadanas.  

Para la Asociación Latinoamericana de Internet en su estudio “Economía digital y desarrollo productivo, resultados y recomendaciones para la República Dominicana” -en donde se recogen las fortalezas y oportunidades de crecimiento con que cuenta la nación en la era digital- el país tiene condiciones habilitantes para aprovechar las oportunidades que ofrece la economía digital.  

El emprendimiento, según el estudio, es una de las principales oportunidades de la industria digital dominicana, destacándose una alta tasa de emprendimiento temprano, la cual alcanza un 17 por ciento, siendo este uno de los indicadores más altos de la región.  

El documento también presenta cómo se concentran otros factores, entre ellos la cercanía y afinidad con grandes mercados, la alta proporción de población joven y el número de acuerdos comerciales con otros países –principalmente de Norte América, Europa, Centroamérica y el Caribe– reflejando el grado de apertura de la economía dominicana. 

El comercio electrónico crece

Según el informe Digital Market Outlook -de la firma Tabuga- prevé que los ingresos en el mercado de comercio electrónico alcancen los 869 millones USD en 2020, mientras espera que los ingresos muestran una tasa de crecimiento anual (CAGR 2020-2024) del 9.8 por ciento, resultando en un volumen de mercado proyectado de 1,263 millones para 2024.  

La penetración proyectada de usuarios será del 45.7 por ciento en este 2020 y se espera que alcance el 56,1 para 2024, mostrando cómo la economía digital en el país es el nuevo impulsor para los emprendedores.

La innovación digital a través del emprendimiento ha generado un empuje de las actividades comerciales a lo largo del continente. En el informe “Economía Digital en América Latina y el Caribe”, publicado por el BID en el 2017, muestra que para la República Dominicana dicha aceleración emprendedora está alejada de sectores como la manufactura, el turismo y las iniciativas ciudadanas.  

Otras áreas aceleradas

El índice recogido por el mismo informe destaca a los sectores agricultura, salud y educación, dentro de las áreas que están recibiendo una aceleración moderada. Pero con la entrada de nuevos actores totalmente digitales, no sometidos al cinturón regulatorio y la digitalización catalizada por el COVID-19, ha creado un escenario de reacción que ha motivado a múltiples sectores a explorar las alternativas digitales.  

Una evidencia de este contexto es el crecimiento del número de servicios fintech en el país, al reportarse en 2018 -según la Asociación Dominicana de Empresas Fintech- unos 20 negocios formales. Este segmento de la economía digital a través de la transacción en los pagos digitales proyecta un volumen de 1,891 millones USD para este año.  

También se destaca que el valor promedio de la transacción por usuario en el segmento de Pagos digitales ascenderá a 424 USD, tomando en cuenta que los índices de bancarización -según el Banco Mundial- solo alcanzan el cincuenta por ciento de la población, siendo las proyecciones de la firma Tabuga para el número de usuarios nacionales ascendente a 5.46 millones para 2024. 

Usuarios de internet como base transversal

En República Dominicana tenemos 4.95 millones de usuarios de internet, los cuales realizaron transacciones por más de 750 millones USD el año pasado. Cifra alta, tomando en cuenta la existencia de unos 18,357 pequeños y medianos negocios -según el índice World Bank Finance Gap 2018-2019 del Banco Mundial- que tienen el potencial de aplicar algunas de estas tecnologías para su inserción en el mercado digital. 

Para lograr este objetivo, se necesita hacer más para mejorar la medición de la economía digital en el país, dicha necesidad de definiciones acordadas de valor y recopilación de las estadísticas oficiales de economía digital, en este sentido —según el estudio de Economía Digital de la UNCTAD3 2019– la economía digital en los Estados Unidos de América para 2017 se estimó entre 6.9 y 21.6 por ciento del producto interno bruto (GDP), mientras que en China la cifra alcanzó entre un 6 y 30 por ciento respectivamente. 

¿Qué sabemos sobre el tamaño y el alcance de la economía digital en la República Dominicana? Al analizar las variables con los informes de Digital Market Outlook de la firma Tabuga, sin contar el sector de telecomunicaciones, la cifra se estima para 2020 en 4.31 por ciento del producto interno bruto (GDP) nacional.  

Para tener una base de referencia, la participación global de la economía digital para 2017 se estimó entre 4.5 y 15.5 por ciento del producto interno bruto promedio de las naciones. Esto nos muestra como país, que estamos encaminados para crecer un nuevo sector, pero con un gran compromiso de no desplazar a los sectores tradicionales sino en transformarlos en oportunidades para todos los actores de la vida nacional.


Publicado originalmente en Ideas.do, el 30 de septiembre 2020